jueves, 1 de julio de 2010

BIOGRAFÍA

Sigismund Freud, que, a los veintidós años, habría de cambiar ese nombre por el de Sigmund, nació en Freiberg, en la antigua Moravia (hoy Príbor, Checoslovaquia), el 6 de mayo de 1856. Su padre fue un comerciante en lanas que, en el momento de nacer él, tenía ya cuarenta y un años y dos hijos habidos en un matrimonio anterior; el mayor de ellos tenía aproximadamente la misma edad que la madre de Freud -veinte años más joven que su esposo- y era, a su vez, padre de un niño de un año. En su edad madura, Freud hubo de comentar que la impresión que le causó esta situación familiar un tanto enredada tuvo como consecuencia la de despertar su curiosidad y aguzar su inteligencia.
En 1859, la crisis económica dio al traste con el comercio paterno y al año siguiente la familia se trasladó a Viena, en donde vivió largos años de dificultades y estrecheces, siendo muy frecuentes las temporadas en las que, durante el resto de su larga vida (falleció en octubre de 1896), el padre se encontraría sin trabajo. Freud detestó siempre la ciudad en la cual, por otra parte, residió hasta un año antes de su muerte, cuando, en junio de 1938 y a pesar de la intercesión de Roosevelt y Mussolini, se vio obligado, dada su condición de judío -sus obras habían sido quemadas en Berlín en 1933-, a emprender el camino del exilio hacia Londres como consecuencia del Anschluss, la anexión de Austria al rancio proyecto pangermanista de la Gran Alemania, preparada por los nazis con ayuda de Seyss-Inquart y los prosélitos austriacos.

Freud en su estudio
VER VIDEO: 1 - 2 - 3- 4 - 5
Psicoanálisis





En sus investigaciones y estudios, Freud encontró pruebas de que la conciencia del ser humano solo es una pequeña parte de la mente humana, y con su Hipótesis Metapsicológica planteó la siguiente división:


Consciente

Nivel en que los pensamientos y percepciones son plenamente comprendidos y percibidos por la persona.


Pre consciente

Se constituye por los pensamientos, recuerdos y aprendizaje no conscientes, que requieren de una atención especial para acceder a ellos con facilidad.


Inconsciente

Los deseos innatos reprimidos que han escapado a la conciencia.
En la Hipótesis Estructural, estableció que la estructura psíquica está compuesta de tres elementos que son el Ello, el Yo y el Super Yo, éstos se encuentran en el inconsciente.


El Ello

La parte biológica e instintiva, la que nos lleva a la supervivencia, es nuestro principio primitivo.


El Superyo

Comienza con las restricciones del Complejo de Edipo. Es la parte de moralidad y restricciones, es el heredero del Edipo y se conforma por el Ideal del Yo, que es lo que quisiéramos ser, y por el Yo Ideal que es la idea que tenemos de nosotros mismos, que conforman la autoestima y la salud mental.
El superyo es aquella instancia psiquica que nos integra a la sociedad, marca los limites y los valores, es también el portador de “ideal del yo” con el que el “yo” se mide, al que aspira a alcanzar y cuya exigencia se empeña en alcanzar. Sera entonces el “super yo” como lo plantea Freud mismo en esta lectura, la conciencia moral y la funcion de ideal


El Yo (el ego)

La realidad que debe satisfacer los impulsos del ello en el momento en que el objeto esté disponible y no todo el tiempo pues el superyo va a establecer los limites.

Según Freud, la personalidad se va desarrollando a través de etapas que ocurren en la infancia, que tienen una función biológica como centro y plantea que los acontecimientos que se llevan a cabo en éstas fases pueden ser determinantes en la formación de la personalidad del ser humano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada